Una semana con KDE (II): primera mañana

I must go, my planet needs me...
BRB KTHXBAI

Hoy ha sido mi primer mañana de uso “real” con KDE, tras estar enredando ayer un poco. Lo de “real” viene porque al final he decidido volverme a Ubuntu, tras ver que estaba perdiendo demasiado tiempo intentando arreglar/documentar algunos problemas que me iba encontrado. Esta noche volveremos a intentarlo.

Lo primero decir que he actualizado a la última versión de KDE disponible en Kubuntu (la 4.6.1) y las cosas han mejorado bastante. Sigo usando los drivers libres de ATI (al igual que en Ubuntu), pero ahora los efectos gráficos están funcionando a máxima potencia. Algunos fallitos gráficos han desaparecido, pero otros siguen (Rekonq, plasmoides varios). En general, además, noto demasiada lentitud y renqueo en el interfaz gráfico a la hora de responder.

A continuación he dejado Rekonq por Chromium. Aunque la idea de Rekonq no es mala (básicamente, replicar la sencillez del propio Chromium), la implementación todavía deja que desear, con renderizaciones no del todo finas, ralentizaciones, fallos gráficos en la ventana, errores en el manejo de la entrada, etc. Queda todavía mucho por pulir. Aún así las fuentes en el propio Chromium no se ven tan bien como en Ubuntu, y probablemente sea culpa de la configuración global de fuentes.

Sigo notando que le falta un pulido al entorno. Por ejemplo, más de un programa se ha abierto con ventanas de tamaño/disposición poco adecuadas (Amarok, la ayuda). De nuevo, en esto puede tener su parte de culpa Kubuntu. El caso de Amarok es especialmente sangrante, con una disposición en la que ni siquiera aparecía la barra con los controles de reproducción. También me he encontrado muchos fallitos o descuidos. Por ejemplo, fallos a la hora de presentar las listas en el lanzador de aplicaciones, o que no se pueda confirmar la edición de una actividad pulsando intro.

A mitad de la mañana he vuelto a Ubuntu. Demasiadas cosas en Kubuntu no estaban funcionando del todo bien: sonido, ventanas, ¡hasta el propio Chromium! Esta noche intentaré solucionar estos problemas, pero ahora hay que trabajar y no puedo perder más tiempo.

Anuncios

5 comentarios en “Una semana con KDE (II): primera mañana

  1. He visto este post, el mismo retrata mi experiencia con KDE. Lo he instalado varias veces y al final me sucede que empiezo a sacar cuentas diciendo: Esto no me funciona bien, aquí hay un fallo, allá hay otro, más allá otro etc. Todas las cosas se suman y termino abandonándolo.

    Me encanta KDE, ha sido mi escritorio favorito, pero estoy en Gnome, porque tal y como lo indica su filosofía “Simply works”..o sea simplemente funciona.

    Una de las cosas más sensibles en mi experiencia con KDE, es el asunto de las fuentes. Uno instala una distro con KDE o dicho entorno junto a Gnome, y la nitidez de la fuente siempre necesita un trabajo extra para que puedan verse bien.

    Existen tutoriales para corregirlo, y esto se hace de forma sencilla, pero un entorno de escritorio no debería tener ese problema.

    Repito, cuando leo “A mitad de la mañana he vuelto a Ubuntu. Demasiadas cosas en Kubuntu no estaban funcionando del todo bien: sonido, ventanas, ¡hasta el propio Chromium! ” eso es exactamente lo que me ha pasado a mí. Al final del día muchos pequeños problemas me estropean la experiencia de usuario y termino volviendo a Gnome.

    1. Coincido contigo. El problema es que no sé hasta que punto es cosa de KDE en sí, o culpa de Kubuntu. Por consejo de un amigo me estoy bajando la última versión de openSUSE, para darle otra oportunidad. Espero que no de tantos problemas y que los “árboles” no me impidan ver el bosque, que era lo que pretendía con este experimento de una semana 😉

  2. En lo que he leído, me entusiasma Pardus. Sistema Operativo independiente, que hace hace de KDE su escritorio por defecto, el único que maneja de base y al cual le dedica toda su energía para que se integre suave como la seda (es lo que he oído mencionar). Espero que eso siga siendo así, que no implemente más escritorios, opino que una distro que se especializa en un sólo entorno de escritorio se desempeñará al máximo (porque no gasta energía resolviendo problemas con Gnome, Xfce, LXDE, etc) aunque bien puede dejar la puerta abierta a que el usuario instale el escritorio que quiera. Opino que ojalá Pardus se mantenga exclusivo en KDE porque de todas maneras en la medida en que la prestación de las máquinas aumenta, KDE será porcentualmente el entorno de escritorio con mayor futuro, KDE trata de que la belleza y el buen hacer vayan juntos, se necesita entonces una distro que lo administre con pulcritud. He leído varios entuertos en las grandes distros que lo manejan bien (openSUSE, Mandriva, Fedora) –tantos usuarios satisfechos lo confirman– que prefiero empezar en Linux con distros más jóvenes que prometen mucho más: es el caso de Chakra, de Pardus cuya especialidad para ambas es el KDE. [También le daría la oportunidad a Aptosid porque se basa 100% en Debian Sid pero estabilizándolo y opera 100% bajo Debian, me encanta ese grado de pureza, pero parece que necesita manejo a nivel medio de consola y mis conocimientos no me lo permiten]

  3. Gracias a los dos por comentar. No conocía esa distribución (la verdad es que fuera de las principales no conozco muchas más), puede estar interesante echarle un vistazo su openSUSE también me falla 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s